Base de la reinversión y elementos objeto de la misma

Autor:Domingo Carbajo
 
EXTRACTO GRATUITO

La Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades , con entrada en vigor para los períodos impositivos iniciados el 1 de enero de 2015, no reconoce entre las deducciones para la realización de determinadas actividades, arts. 35 a 39, ambos inclusive LIS , ninguna deducción por inversiones (ver Preámbulo de la LIS, III.4, b) ).

Sin embargo, tanto la existencia de un régimen transitorio para la deducción por reinversión procedente del art. 42 TRLIS , como la existencia de la prescripción tributaria, ameritan comentar esta deducción en la cuota íntegra del IS vigente antes del 1 de enero de 2015.

Continuando con la liquidación del IS y, tras determinar la cuota íntegra, el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS) se dedicaba a regular diferentes deducciones por doble imposición; seguidamente, a las bonificaciones en la cuota y, posteriormente, a las denominadas “deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades”.

El art. 42 TRLIS regulaba la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y al estudio de los elementos patrimoniales en los que podía revertirse y la base de la reinversión dedicamos los comentarios que siguen.

Contenido
  • 1 Base de la deducción
  • 2 Elementos patrimoniales en los cuales se podía reinvertir la base de la deducción del anterior art. 42 TRLIS
  • 3 Ver también
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 Enlaces de interés
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
  • 7 Jurisprudencia y doctrina citada
Base de la deducción

En la deducción por reinversión del antiguo art. 42 TRLIS , el importe de la base de la deducción era la renta obtenida por la transmisión de los elementos patrimoniales citados en el art. 42.2 TRLIS , de acuerdo a lo dispuesto en el art. 42.7 TRLIS .

La renta había de integrarse en la base imponible de la entidad transmitente, siendo su importe el resultado contable obtenido en la transmisión corregido por los ajustes fiscales que procedieran, de acuerdo a las reglas del IS vigentes en los períodos impositivos regulados por el TRLIS, en el caso de que el valor contable de los elementos patrimoniales coincidiera con el valor fiscal, pues, de lo contrario, la renta estaría determinada por su valor fiscal.

En la transmisión de una participación con pago aplazado, que generaba un activo financiero valorado en función del coste amortizable, la base de la deducción se calculaba sin tener en cuenta los ingresos financieros correspondientes a los intereses devengados en cada ejercicio (CDGTV de 25 de noviembre de 2011 [j 1]).

Las cooperativas protegidas podían aplicar la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios pero sólo en la parte de renta, 50%, que se integraba en la base imponible (CDGTV 0029/2009, de 12 de enero de 2009 [j 2]).

En las operaciones de permuta, el importe por el cual se entendía realizada la reinversión, era el valor de mercado de los elementos a recibir en el momento de la formalización de la operación (CDGT 0182/2009, de 2 de febrero de 2009 [j 3]).

A efectos de la deducción por reinversión, era indiferente cómo se financiaba la reinversión. Por tanto, en caso de materialización en un inmueble con subrogación hipotecaria, el importe reinvertido sería el valor íntegro del inmueble, sin minoración de la carga hipotecaria (CDGTV 1519/2008, de 23 de julio de 2008 [j 4]).

Si el elemento patrimonial era un inmueble, entonces la renta computable en la base imponible debía tener corregirse, previamente, por el importe de la depreciación monetaria del antiguo art. 15.9 TRLIS también derogado desde el 1 de enero de 2015.

No formaba parte de la renta obtenida en la transmisión, a efectos de esta deducción, el importe de las pérdidas por deterioro relativo a los elementos patrimoniales o valores transmitidos, en cuanto las citadas pérdidas hubieran sido fiscalmente deducibles en los períodos impositivos en los cuales se dotaron.

Tampoco formaba parte de la renta obtenida en la transmisión, a efectos de esta deducción, las cantidades aplicadas a la libertad de amortización o a la recuperación del coste del bien fiscalmente deducible, art. 115.1 TRLIS , cuyas cantidades debían integrarse en la base imponible del IS con ocasión de la transmisión de los bienes beneficiados de estos incentivos a la inversión.

Era incompatible la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y las deducciones por doble imposición; por lo tanto, no se podían integrar en la base de la deducción las rentas que hubieran generado el derecho a la DDI, art. 30 TRLIS o a la deducción por doble imposición internacional, art. 31 TRLIS .

La inclusión en la base de la deducción de la renta obtenida en la transmisión de los elementos patrimoniales cuya adquisición o utilización posterior generase gastos deducibles, cualquiera que fuera el ejercicio en que éstos se devengasen, era incompatible con la deducción de dichos gastos.

El sujeto pasivo podía optar por la deducción por reinversión o por la deducción de los gastos, regularizándose, en su caso, la pérdida del derecho a la deducción del art. 42 TRLIS mediante las reglas del art. 137.3 TRLIS , similares a las del hoy vigente art. 125.3 LIS .

Podía aplicarse la deducción, incluso cuando la renta obtenida en la transmisión se compensase con bases imponibles negativas de ejercicios anteriores (CDGT de 12 de mayo de 2004 [j 5]).

No podía aplicarse la deducción por reinversión a la renta obtenida en la transmisión de un inmueble en el extranjero, al aplicarse sobre toda ella la deducción por doble imposición internacional.

La renta positiva que se generaba con ocasión de integrar en la base imponible las deducciones de ejercicios anteriores por aplicación del art. 12.5 TRLIS , no podía acogerse a la deducción por reinversión, por cuanto representaba la recuperación de valor de una depreciación fiscal de la participación (CDGTV de 22 de septiembre de 2009 [j 6]).

A los solos efectos del cálculo de la base de la deducción, el valor de transmisión no podía superar el valor de mercado.

La reinversión de una cantidad inferior al importe obtenido en la transmisión daba derecho a la deducción en la parte de renta que, proporcionalmente, correspondiera a la cantidad reinvertida.

Ejemplo

La entidad P ha transmitido en el ejercicio 2012 un inmueble del inmovilizado material que fue adquirido por 100.000 euros. El valor de transmisión asciende a 90.000 euros, siendo la amortización acumulada del inmueble en el momento de su venta, 50.000 euros.

Además, sobre dicho elemento en un ejercicio anterior se dotó un deterioro por la pérdida de valor del bien que ascendió a 10.000 euros y fue fiscalmente deducible.

Cálculo de la base de la deducción del art. 42 TRLIS

Resultado.

Valor de la transmisión: 90.000 euros.

Valor contable del bien enajenado: 100.000 – 50.000 – 10.000 = 40.000

Resultado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA